Fondo de Pensiones

Fondo de pensiones y cesantías son conceptos que muchas personas tienden a confundir. Sin embargo, como podrás descubrir en este artículo, no tienen nada que ver. A la hora de contratar un producto u otro, has de tener claras las diferencias.

¿Qué es un fondo de pensiones?

Un fondo de pensiones es, fundamentalmente, un fondo de inversión cuyo objetivo es gestionar el flujo económico de un plan de pensiones. Este último concepto hace referencia a un producto bancario de ahorro por el cual un trabajador aporta, mensualmente, un determinado importe de su nómina a cambio de una rentabilidad de la que podrá disfrutar en el momento en el que finalice su vida laboral y acceda a la jubilación.

Por lo tanto, el dinero aportado por un usuario a un fondo de pensiones es invertido por el banco o entidad financiera con el propósito de obtener rentabilidad y de él y optimizarlo. En concreto, esta figura posee una serie de características propias:

  1. No dispone de personalidad jurídica propia, al igual que sucede con los fondos de inversión convencionales.
  2. Debe ser administrado por una entidad gestora (banco u organismo financiero).
  3. La entidad gestora es la responsable de su custodia hasta el momento de la jubilación.

Como ya habrás deducido, fondo de pensiones y plan de pensiones no son sinónimos. La diferencia radica en que los planes de pensiones son personales, es decir, pertenecen a un solo sujeto. El dinero que este aporta a él va a parar al fondo de pensiones que, salvo en casos excepcionales, está formado por las cuantías económicas depositadas por varios titulares de planes de pensiones. Esto se hace con el propósito de alcanzar un capital mínimo que permita obtener la rentabilidad deseada.

¿Qué es una cesantía?

Podríamos decir que los fondos de pensiones tienen el objetivo de complementar la cuantía de la pensión cotizada por un trabajador al final de su vida laboral. De igual modo, la cesantía tiene el propósito de complementar o, llegado el caso, sustituir la prestación por desempleo a la que cualquier trabajador tiene derecho, siempre y cuando cumpla con los requisitos legales establecidos, cuando es despedido o finaliza su contrato de trabajo.

La cesantía puede ser creada y alimentada por el propio trabajador o, en su defecto, por el empresario que lo contrata. En algunos países, como es el caso de Colombia, su constitución es obligatoria dentro del mercado de trabajo, mientras que otros es opcional. Además, es aplicable tanto a la empresa pública como a la privada y cada trabajador debe disponer de una particular.

El objetivo de la cesantía es el de permitir al trabajador, en aquellos momentos en los que no disponga de empleo y, por lo tanto, de ingresos económicos, poder subsistir y satisfacer sus necesidades básicas mientras encuentra otro trabajo que desempeñar y sus recursos económicos se restablecen.

Esperamos haber aclarado todas las dudas que poseyeses entre fondos de pensiones y cesantías. Como habrás podido comprobar, son conceptos diferentes muy importantes para cualquier trabajador.

Publique su calificación